sábado, 19 de enero de 2013

ESAS FRASES...

Hay determinadas frases que, cuando las escuchas, te producen una reacción que va entre "la/lo mato" y "me mato"; o bien te hacen replantearte el aviso y no sabes si reír o llorar.
Además son frases que se repiten en contextos ditintos y que hacen pensar que no son fruto de un mal momento intelectual del que las pronuncia.

Pongamos unos ejemplos:

1.- Llaman por un paciente con antecedentes de cosas graves (y muchas) y te sueltan " sí, está malo, pero no se crea que estoy yo peor .Porque yo tengo:... (tatata) y estoy operado de:... (tatata)..."  Entonces ¿por qué no llama por usted?

2.- A la pregunta de "¿qué medicamentos toma?":  "Uy muchos, ahora no se... porque los que tengo aqui son los míos y no se vaya a creer que yo tambien tomo..." y acto seguido pasan a relatártelos, lo cual no te interesa, ni te importa, ni tienes curiosidad por saber.

3.- A la pregunta de "¿toma Seguril ( por ej)?" porque estás viendo la caja en la mesita del lado del paciente, invariablemente responden: "no, ése es mío que lo tomo porque blablabla".

4.- En un accidente con inconscientes y/o atrapados siempre hay algún testigo, trabajador del gremio o autoridad competente que dice: " no si ya decía yo que por lo menos tenían ... (y ahí, te sueltan la primera palabra médica que les venga a la cabeza) un neumotórax " , o "éste con menos de un escaner nada", o " si ya se veía que estaba muerta" ( y por qué llaman a un médico y no a la funeraria)

5.- Hoy mismo, hemos ido a una mujer que había fallecido, nos lo dijo el hijo, el yerno y la asistenta antes de que la viésemos. Parecía una cosa de lo más evidente;  pues todavía una señora de unos 50 años preguntó:
"¿ pero seguro que lo está?", Sí mujer sin duda. "¿ Pero seguro que no va a volver a levantarse y respirar?". Seguro. " A ver si después...", Que no mujer , que ésto no es una opinión es la realidad.
En el portal, me explicó la hija que la que había preguntado tanto era la nuera. Da que pensar ¿verdad?.


Son cosas que le añaden sal y pimienta al trabajo. Como alguna se me habrá olvidado cuando las vaya sufriendo o recordando haré otra reseña.



4 comentarios:

Anónimo dijo...

Cuanto te diviertes con nuestro "maravilloso"trabajo,y yo siempre encontrandole peros...;)

112 dijo...

Ahi va! un anónimo con quien comparto un "trabajo maravilloso": una montaña rusa de sonrisas y lágrimas.

Claro que tiene "peros" yo tambien se los encuentro. Pero no me digas que no te has reido tambien con pequeñas cosas o circunstancias de lo mas absurdo.
Animate anonimo, regístrate o invéntate un nombrecito y aporta alguna experiencia que la risa es salud, o no?.

sin más palabras dijo...

La pobre nuera quería estar bien.... bien segura... de que la señora había fallecido, no sea que se les presente el domingo a comer y les falte añadir un puñadito más de arroz a la paella, jajajaja

Un besazo,

loqueleo dijo...

En los momentos críticos la gente sacamos nuestro lado más cutre,
más hortera, más arrasstrado
ahora le llaman
más trospido
Pues eso

!Benditos los que en momentos de crisis
saben sacar la tranquilidad
y no caen en el patetismo
o en echar la culpa a los demás?

Mariano no va por ti pero te los puedes aplicar.